Noticias

25 de abril de 2017PASIÓN CACHENA

¿Qué tiene la carne de vaca cachena que nos enloquece?. Sobre todo es su extrema calidad, pero debemos que reconocer también colabora un cierto halo de misterio que caracteriza esta raza, tanto por su características morfológicas como que el ser una especie limitada en número de ejemplares, y ya se sabe que lo escaso siempre es mucho más atractivo que la masificación.

Nuestra entrañable vaca cachena pertenece a otros tiempos. Su pequeño tamaño –de hecho, está considerada como la raza bovina más pequeña del mundo- su aspecto rústico, su descomunal cornamenta de puntas negras dirigidas al cielo en forma de lira, la expresividad de su cara con sus líneas negras alrededor de los ojos, como si la res llevase gafas de montura gruesa.
Raza cachena

Pero si los rasgos la hacen peculiar, su forma de cría intensifica, más si cabe,  el carácter de animal original. Criadas en libertad, en pastoreo constante en la singularidad de un paraje natural como son los montes gallegos, imprime carácter en la calidad de su carne. Como ocurre con el ibérico de dehesa, su movimiento permanente recorriendo las praderas infiltra la grasa en el músculo con lo que nos vamos a encontrar con piezas de gran sabor y calidad.
Documento de certificado de vaca cachena

Bien parece que todo en la vaca cachena  es originalidad, como si gritase: soy única. Lo mismo que pueden decir los escasos, y tenaces, ganaderos que han apostado por perpetuar la vaca cachena, apostando por ejemplares 100% por esta raza, sin cruces, aplicando principios artesanales, huyendo del producto industrial, controlando personalmente el proceso, desde el nacimiento del ternero hasta la entrega del producto final: una carne exquisita, que no siempre podemos ofrecer en Carne Cesáreo Gómez, pues cuando hacemos mención a esta carne la demanda poco importa, cachenas son las que son, y son inimitables.
Solomillo de vaca cachena

Las condiciones de su vida al aire libre y hábitos montaraces imprimen carácter en su carne. Nos encontramos una carne con más presencia en boca que la criada de manera intensiva,  y eso que su sabor no es más potente ni más intenso, tan solo es que sus peculiaridades de sabor están más diferenciadas en comparación con otras carnes, y es más tierna y jugosa.

-